El muro fenicio de San Pedro en Huelva

Se ha generalizado la idea de que Huelva no fue una colonia fenicia, sino un núcleo tartéssico aculturado por la presencia de comerciantes fenicios desde el sigo VIII a.C. dedicados al comercio de la plata.

Los cabezos, tan característicos de la ciudad, de San Pedro y de la Esperanza, estarían habitados por poblaciones indígenas (de la época del Bronce Final). Sin embargo, M. Pellicer (catedrático de Arqueología de la Universidad de Sevilla), estudiando restos arqueológicos encontrados, sitúa una colonia fenicia en la parte baja del actual núcleo urbano de Huelva, en las calles Puerto, La Piterilla, Botica, Méndez Núñez, Quintero Báez, La Fuente, Isaac Peral, Palos y Tres de Agosto.

En el siglo VII a.C, Huelva sería, según el mismo autor, una de las colonias más prósperas de Iberia y tendría unos 2000 habitantes y como muestra el famoso texto de Estrabón en la que los tirios, mandados por un oráculo a fundar colonias más allá de las columnas de Hércules (el estrecho de Gibraltar), arribaron con sus barcos en Huelva antes del viaje de la fundación de Cádiz.

“[…]Tiempo después fue enviada una nueva expedición que atravesó el estrecho, llegando hasta una isla consagrada a Heracles, sita junta a Onoba (Huelva) en Iberia, y a unos mil quinientos estadios fuera del Estrecho; como creyeran poder identificar este lugar con las Columnas, los tirios sacrificaron de nuevo a los dioses; mas otra vez fueron adversas las víctimas, y regresaron a la patria. En la tercera expedición fundaron Gádeira (Cádiz) en el lugar en el que acabó su viaje: el templo fue construido al oriente de la isla, la ciudad al occidente. […]” (Estrabón 3.5.5)

Sólo ha sido excavada la necrópolis de La Joya (que bien merecería un texto aparte), que pertenece a la población tartésica orientalizada por la influencia fenicia, pero no se han descubierto aun necrópolis fenicias.

El muro del cabezo de San Pedro, se sacó a la luz en 1978 y aún es un gran desconocido para la mayoría. Se le conoce como el muro fenicio por haberse ejecutado con técnica fenicia y es una muestra de cómo estos dos pueblos colaboraban. Se construyó en las primeras décadas del siglo VIII a.C.

Muro 1

Muro 2

Este muro, que se encuentra junto a la ladera occidental del cabezo de San Pedro, tiene casi diez metros de longitud y presenta una orientación Este-Oeste. Su construcción consiste en un pilar de cinco hiladas de sillares de arenisca, colocados a soga y tizón sin argamasa. Adosados a él se encuentran dos paramentos de mampuestos de pizarra. Presenta una planta semicircular y la forma de construirlo, adaptándose al terreno (con forma de vaguada) hacía innecesaria una cimentación.

Aunque se encuentra en unos terrenos privados, a veces surgen oportunidades de visitarlo que no se deben dejar pasar. De ahí la mala calidad de las imágenes que tomamos en una visita hace unas semanas.

Henar Herrero

Fuentes:  “La influencia fenicia en Huelva” de J. Fernández Jurado, www.tartessos.info, Estrabón 3.5.5