Category Archives: Blower Door Test

software realizando un blower door test

Test de Estanqueidad (Blower Door Test)

El Blower Door Test (o test de estanqueidad al aire) sirve para medir la permeabilidad al aire de un edificio o partes de él, para identificar los orígenes de las fugas de aire e ir determinando si son efectivas las medidas correctoras que se van aplicando para reducir el paso incontrolado de aire en un edificio.

En este post vamos a contaros nuestra experiencia realizando estos ensayos, cuando es el momento oportuno para realizarlo y los pasos imprescindibles antes de llevarlo a cabo.

Se recomienda no hacer el test bajo condiciones meteorológicas extremas, como grandes vientos y grandes diferencias de temperatura, porque falsean el resultado. Además, es altamente recomendable realizar el ensayo, o al menos, el primero de ellos antes de terminar la ejecución de las obras, para que sea más fácil detectar los pasos de aire.

Antes del ensayo se realizó un estudio previo de la vivienda para comprobar el aislamiento de la envolvente térmica, el volumen interior neto de aire y los puntos débiles de la edificación.

 

Puerta del blower door test (Test de estanqueidad al aire)

Puerta del blower door test (Test de estanqueidad al aire)

Para la realización del test se instala el sistema BlowerDoor en una puerta o ventana exterior del edificio, que consiste en una membrana que sella el hueco completamente y que lleva incorporado un ventilador y las conexiones necesarias para poder manejarlo con un software. Para la realización del test el resto de las puertas y ventanas exteriores deben permanecer cerradas y todas las interiores abiertas. Sólo pueden estar cerradas las puertas de los armarios y se  permite el sellado de la campana de extracción de la cocina y de los sistemas de ventilación de los baños.

El ventilador va conectado a un ordenador con un software específico en el que hay que detallar el volumen interior, el área en planta y el área superficial del espacio a ensayar, así como los datos reales de temperatura interior y exterior a la hora de realizar el ensayo.

El volumen de aire interior del edificio se calcula basándose en los planos del proyecto de ejecución, midiendo las fachadas exteriores o con medidas más precisas sobre las áreas interiores. Se utiliza un porcentaje de error estimado del 2% en las medidas.

Cuanto mayor sea el volumen de aire interior de la vivienda más favorable es a la hora de realizar con éxito la prueba porque significa que, para una misma vivienda, se permite tener un mayor número de infiltraciones de aire. La normativa dice que hay que obviar el mobiliario que exista dentro de la vivienda si ésta se encuentra ya ocupada, es decir, no se puede restar su volumen del calculado según los planos del proyecto pero, sin embargo, sí que se podrían sacar los muebles de la vivienda para hacer los ensayos.

El ventilador extrae aire del interior del edificio al tiempo que el aire del exterior penetra a través de las infiltraciones de la envolvente.

Con el ventilador parado y sellado, el software comienza tomando 30 muestras de la presión exterior e interior para equilibrarse. Una vez equilibrado mide el volumen de aire que se necesita introducir o sacar de la vivienda para mantener la presión equivalente a un viento de grado 5 en la escala de Beaufort. Para calcular cada punto, toma 100 muestras y luego determina el punto medio de todos los medidos. El test tiene una duración entre 5 y 10 minutos, dependiendo del volumen interior de la vivienda y de lo que tarde el ventilador en estabilizarse.

Se toman medidas al principio con una diferencia de presión de 70 pascales entre el interior y el exterior hasta 20 pascales y hace una media con los valores obtenidos para calcular el valor a 50 pascales. Lo hace así y no lo mide directamente a 50 pascales porque podría ocurrir que hubiera algún problema justo a esa presión y diera como resultado un dato erróneo.

Conforme va bajando la diferencia de presión se van colocando unos anillos en el ventilador para reducir la sección e introducir o sacar menos caudal de aire en la vivienda y así ser más exacto en la medición.

Lo ideal es que mientras se están tomando los datos no haya ningún obstáculo delante ni detrás del ventilador ni haya circulación de personas cerca porque se corta el paso de aire, aunque sea durante un instante, el ventilador lo detecta y se detiene. Hace que se interrumpa el proceso y hay que empezar las mediciones de nuevo.

 

software realizando un blower door test

software realizando un blower door test

Las medidas tomadas se van reflejando en la pantalla del ordenador en una gráfica que muestra en el eje Y el caudal de aire que es necesario introducir o sacar de la vivienda en m3/h y en el eje X la diferencia de presión entre el exterior y el interior en Pascales.

Si el ensayo se está realizando con normalidad, los datos obtenidos irán formando una línea recta con pendiente descendente a medida que desciende la diferencia de presión. Un punto discordante dentro de esa recta puede significar que se ha producido un cambio de viento o un movimiento cerca del ventilador.

Después de llevar a cabo las reparaciones oportunas, sólo cuando ya se espera un resultado óptimo de la prueba se hacen los ensayos definitivos en presión y depresión, según la norma UNE 13829. Se tiene que cumplir el límite de n50 < 0’6 h-1 en ambos casos, aunque si se cumple sacando aire de la vivienda, se puede decir que cumple metiendo aire.

En futuras entradas, os contaremos todo lo que aprendimos y las conclusiones que obtuvimos al realizar este ensayo en Casa Zaranda y en las Casas del Carmen (Huelva).

 

Henar Herrero